Tipos de radiador

En cuanto a los tipos de radiadores tenemos 4 tipos atendiendo al material del que están fabricados.:

- Radiadores de hierro fundido. Son los de toda la vida. Estos radiadores son de gran inercia térmica, esto es; tardan mas tiempo en calentarse y también mas tiempo en enfriarse. Es necesario colocar en el circuito un elemento que impida la congelación del circuito y los radiadores cuando no se usan ya que estos pueden reventar.

- Radiadores de panel de chapa de acero. Son unos radiadores económicos de buen funcionamiento. Hoy en día han mejorado extraordinariamente los tratamientos de estas chapas de acero con lo que su vida útil se ha alargado en gran medida.

- Radiadores de aluminio. Estos radiadores son un poco mas caros. Su gran ventaja radica en que su calentamiento es muy rápido. Otra importante ventaja es su duración.

- Radiadores de tubo de acero. Estos radiadores son los últimos en salir al mercado y su gran aporte es la estética. Ya no es necesario esconder un radiador o tratar de ocultarlo, ahora se muestra y se consigue dar personalidad a la estancia.

Una vez elegido el radiador debemos ver como se configura este.

Los radiadores se sirven normalmente con unas reducciones para adaptarlas a las llaves y otros elementos de un radiador.

El radiador tiene 4 salidas.

En estas salidas se colocaran:

1 Purgador

1 Tapón.

1 Llave de paso.

1 Detentor.

Llegados a este punto es necesario el asesoramiento de un profesional. Se debe calcular los diámetros de las tuberías y establecer el sentido de circulación del agua caliente dentro del circuito.

Lo que de verdad podemos elegir como clientes es el tipo de radiador. Hasta la fecha los instaladores suelen recomendar los radiadores que mas le convienen a ellos. Descartando otros por temas económicos o por no complicarse la vida trabajando con muchas referencias. Nosotros entendemos que como clientes debemos tener el derecho a elegir¡r en la variedad. Podemos elegir un tipo de radiadores único por vivienda o bien para aquellas estancias que deseemos ( tales como salones) colocar unos radiadores distintos y que aporten personalidad a la estancia.

Estos radiadores de diseño en un principio pueden parecernos de un coste excesivo, pero hemos de tener en cuenta que las tiradas son de unas cantidades muy inferiores a las de los radiadores tradicionales. Muchas marcas nos dan la posibilidad de elegir colores o bien acabados en cromado. Esto ultimo dispara el precio. Somos de la firme creencia de que este sobre coste sin lugar a dudas vale la pena.

banbu

Se el primero en comentar!!

Tu email nunca se publicara. Campos obligatorios *

*
*